Ven a probarnos... ¡GRATIS!

Te reportamos algunos consejos que puedes incorporar a tu clase de yoga para mejorar tu práctica, disfrutar de ella y obtener mejores beneficios.
-Es recomendable llevar ropa cómoda y ligera, y no comer ni beber en exceso al menos 2 horas antes de la clase.
-Llega a la hora a tu clase. En otras disciplinas no es tan importante estar justo al comienzo pero respetar el horario de comienzo de yoga es muy importante, ya que normalmente estas clases se inician con una toma de conciencia, es un momento de reflexión en el cual nos centramos y nos situamos en el presente, desconectamos de las rutinas y nos escuchamos activamente; estos instantes previos a la práctica nos ayudan a enfocarnos y practicar de forma más consciente. Si en estos momentos la puerta no para de abrirse y se escuchan las pisadas esterillas, llaves, etc, es inevitable distraerse y perder la concentración. Si algún día no se puede evitar llegar tarde hay que intentar entrar con el máximo sigilo posible para no interrumpir a los demás.
-Debemos ser conscientes de que una clase de yoga no es una clase de Pilates, ni de fitness, es mucho más que ejercicio físico y por lo tanto no debe abordarse como eso. Es una práctica de autoconocimiento, a través de las asanas o posiciones abordamos un viaje interior. El yoga tiene un fuerte componente espiritual que debe ser respetado.
-El yoga es un ejercicio de introspección por lo que debemos evitar actitudes como dejar encendido el móvil o charlar continuamente con el vecino de esterilla, de esta forma desconectamos y nos centramos en nosotros mismos. El yoga es un espacio de silencio donde lo único que realmente importa es escuchar nuestra voz interior, intentar dirigir la atención hacia uno mismo, el yoga es un viaje de autoconocimiento.
-Observar es muy importante, nos indica como estamos, como esta nuestro cuerpo y nuestra mente, manteniendo esta actitud durante la práctica podemos llegar hasta nuestro límite sin sobrepasarlo, permaneceremos conscientes de nuestra respiración y encontraremos la comodidad en cada asana.

  • Una actitud de respeto hacia los compañeros y con uno mismo es primordial en una clase de yoga. El yoga es una práctica no competitiva, ni con los demás ni con nosotros mismos, cultiva la compasión y el respeto, debemos de concentrarnos en nuestra práctica y no estar pendientes de lo que hacen los demás, no hay porque competir con nadie ni sentirnos frustrados si no hacemos una asana con facilidad.
  • Practica la actitud mental de no expectativa y de desprendimiento, acercarnos a la práctica con esta actitud nos libera y nos permite centrarnos en nosotros, en el presente, no en deseos. El yoga necesita de una intención mental de no disputa con uno mismo, de no sentir frustración ante el deseo de lograr, conseguir y alcanzar lo que nos gustaría.
    -Una práctica liberadora, significa aceptar lo que ocurre en nuestra mente y en las sensaciones de nuestro cuerpo, sin buscar o provocar reacción alguna, y aprendiendo a responder como un observador ante los estados mentales y físicos que surgen, el no deseo de controlarlo todo genera un estado de libertad interna que nos posibilita el disfrute y no nos sentimos esclavizados por un estado psicofísico negativo.
  • A medida que cultivemos el desprendimiento y surja la aceptación y la observación sin reactividad, sentimos un bienestar difícil de describir. Practicar con conciencia plena, dejando que surjan las sensaciones agradables y desagradables manteniendo un estado mental de receptividad, es el estado de gracia que nos regala la práctica de yoga
    En GYMRetiro Sur contamos contigo y por eso te ofrecemos estas recomendaciones para a ayudarte a que tu práctica sea la mejor posible en cada momento.
    ¡Nemaste!