Ven a probarnos... ¡GRATIS!

El invierno es una época del año caracterizada por el contraste de temperaturas, bajas en el exterior y altas en espacios cerrados, lo que puede aumentar el riesgo de infecciones y catarraros

Además, las pocas horas de luz suele afectar al estado de ánimo, hábitos sociales, al estar mas tiempo en casa

Por todo ello, debemos más la alimentación, que debe ser rica, variada y con muchas verduras,que nos ayudarán a mantener las defensas altas.

Las frutas y  verduras frescas a diario

Proporcionan  vitaminas, minerales. Estos nutrientes ayudan a fortalecer el sistema inmunitario.

Procura optar por las frutas y verduras de temporada: naranja, mandarina, piña o pomelo, entre otras frutas, y calabaza, endibias, achicoria roja,  tubérculos y todos los tipos de calabacÍn, entre algunas verduras, que son muy buenas en esta época del año.

Sopas y caldos

El invierno es el momento ideal para incorporar sopas en nuestra dieta. Es recomendable que sean caseras

Su gran contenido acuoso nos ayudará a hidratarrnos y aporta pocas calorías.

Vitamina D, remedio contra la depresión invernal

La deficiencia de vitamina D está vinculada a muchos problemas de salud como la depresión, osteoporosis o enfermedades cardíacas. La mejor fuente de vitamina D es la luz solar.

Puedes  introducir alimentos ricos en vitamina D, como pescados, huevos, aguacate y champiñones.

Líquidos

En invierno,un buen método para mantenernos hidratados es tomar té e infusiones calientes.