Ven a probarnos... ¡GRATIS!

¡Deja esa taza de café y levántate a preparar un té! Oficialmente, el té tiene increíbles propiedades para tu salud. Eso sí, antes de ir corriendo a comprar té, te recomendamos que investigues si tu té, realmente lo es. El té de verdad es de una planta llamada Camelia sinensis y tiene 4 variedades: verde, negra, blanca y oolong. Cualquier otra cosa, aunque ponga ‘te’ en su etiqueta posiblemente sea otra hierba y no té. En este artículo te vamos a decir los beneficios del té.

Aunque el té no tiene muchísimas variedades, tiene muchas ventajas para ti. Estas propiedades benévolas se atribuyen a los polifenoles (un antioxidante) y los fitoquímicos. Aunque los más famosos son los tés verde y negro, el té blanco y oolong también tienen sus ventajas.

Beneficios del té

  1. Puede ayudarte a aumentar la resistencia cuando haces ejercicio. Las catequinas del té verde (antioxidantes) aumentan la capacidad del cuerpo para quemar grasa, lo que explica la mejora de resistencia muscular.
  2. El té es hidratante para el cuerpo (¡incluso a pesar de la cafeína!).
  3. Los antioxidantes del te podrían ayudar a proteger contra muchos cánceres, como el de mama, intestino, colon, piel, pulmón, esófago, intestino delgado, páncreas, estómago, hígado, ovario, próstata y oral. Eso sí, no cuentes con el té como una cura milagrosa, aunque hay estudios que dicen que tienen muchísimas propiedades, hay todavía muchos estudios con resultados mixtos.
  4. Podría ayudar a disminuir el riesgo de infarto de miocardio. También podría ayudar a eliminar enfermedades cardiovasculares y degenerativas.
  5. El té ayuda a combatir los radicales libres. El té definitivamente tiene una gran capacidad de absorción de oxígeno, que es una forma elegante de decir que ayuda a destruir los radicales libres (que pueden dañar el ADN) en el cuerpo. Mientras que el cuerpo está diseñado para luchar contra los radicales libres por sí mismos, no son 100 por ciento efectivos, ya que el daño de estos ninjas aéreos radicales se ha relacionado con el cáncer, las enfermedades cardíacas y la degeneración neurológica, tendremos toda la ayuda que podemos obtener.
  6. Beber té está relacionado con un riesgo reducido de padecer la enfermedad de Parkinson. Cuando se compara con otros factores como fumar, actividad física, edad e índice de masa corporal, beber té regularmente se asoció con un menor riesgo de enfermedad de Parkinson tanto en hombres como en mujeres.
  7. El consumo frecuente de té también puede contrarrestar algunos de los resultados negativos del tabaquismo y también puede disminuir el riesgo de cáncer de pulmón (buenos informes, obviamente, pero no una justificación para fumar).
  8. Se ha descubierto que la hierba del té verde mejora el grosor y la resistencia mineral ósea.
  9. El té puede proporcionar protección contra los rayos ultravioleta. Sabemos que es esencial limitar la exposición a los rayos UV, y que todos hemos tenido quemadoras solares alguna vez. La buena noticia es que la hierba del té verde puede funcionar como un protector solar secundario.
  10. El té puede ayudarte a mantener tu circunferencia de la cintura bajo control. En un estudio, los participantes que consumían regularmente té caliente tenían una circunferencia de cintura más baja y un IMC más bajo que los participantes no consumidores. Los científicos piensan que la ingesta regular de té reduce las posibilidades del síndrome metabólico (que aumenta el riesgo de diabetes, enfermedad arterial y accidente cerebrovascular), aunque es esencial recordar que la relación no es 100% equivalente.
  11. El té podría ayudar a las personas con diabetes tipo 2. Los estudios aconsejan que los compuestos en el té verde pueden ayudar a los diabéticos a procesar mejor los azúcares.
  12. El té puede ayudar al cuerpo a recuperarse de radiación. Un estudio descubrió que el té ayudó a proteger contra la degeneración celular por exposición a la radiación del móvil, mientras que otro descubrió que el té puede ayudar a que la epidermis recupere la post-exposición.
  13. El té podría ser un poderoso agente en la prevención y el tratamiento de enfermedades neurológicas, especialmente las afecciones degenerativas (como el Alzheimer). Aunque muchos elementos influyen en la salud del cerebro, los polifenoles en el té verde podrían ayudar a mantener las partes del cerebro que regulan el aprendizaje y la memoria.

Aunque la mayoría de las investigaciones sobre el té son altamente positivas, en realidad no son todas definitivas, así que ten en cuenta estas advertencias antes de abastecerse de varios litros de té:

  • Tómalo templado. Tomar bebidas calientes repetidas veces puede aumentar el riesgo de cáncer de esófago. Dele al té varios minutos antes de beber.
  • Los estudios parecen convincentes, pero una rata ciertamente no es un ser humano. Los productos químicos en el té pueden comportarse de forma diferente en el laboratorio de lo que lo hacen en el cuerpo humano. Los taninos (y los otros nutrientes en el té verde) podrían ser no biodisponibles para los seres humanos, lo que significa que puede que el té no siempre beneficiará al bienestar humano en la misma medida de los resultados de los estudios.
  • Todas las bebidas de té no son iguales. Parte de los beneficios del té podrían basarse en la variedad de té, su envasado y la digestión, y la forma en que se preparó.

Lo que sí que podemos decir es que se puede tomar té de manera segura, pero no te pases. Así que calienta la tetera y disfruta.