Ven a probarnos... ¡GRATIS!

La danza es una actividad, una forma de expresión que está unida a la vida del hombre desde tiempos remotos, así lo demuestran escritos y vestigios heredados de pueblos primitivos y de las culturas más antiguas de la humanidad.

Representa la máxima expresión corporal del equilibrio, el control muscular, el ritmo y la velocidad. La danza además de ser divertida y una manera

de expresión artística, es una magnífica forma de ponerse y mantenerse en forma y de compartir tiempo disfrutando con amigos y familiares.

Tiene muchos beneficios positivos para la salud tanto física, como mental y emocional. A nivel físico se fortalece el corazón, se pierde peso, respiramos mejor y se mejora el rendimiento físico incrementándose la flexibilidad, la fuerza, la resistencia, la coordinación, el ritmo y la psicomotricidad.

Al bailar también generamos endorfinas y obtenemos beneficios en el plano emocional, relajándonos y combatiendo el stress, aumenta la autoestima y confianza en uno mismo.

Aparte de todos estos beneficios, la danza es una forma de manifestación cultural y religiosa de un pueblo, cómo danzas en rituales y ceremonias en honor a los dioses.

Más tarde la danza llego a formar parte de casi todas las actividades sociales gracias a su carácter colectivo, siendo un medio de interacción social.

La danza, el baile, se relaciona con las interpretaciones de una comunidad específica, con su forma de entender y ver el mundo. Por eso no podemos imaginarnos una fiesta cómo el carnaval sin pensar en baile y diversión.

Los orígenes del carnaval son inmemorables. El vocablo proviene del término Carnevale y los términos Carnaval o Carnevale derivan de la expresión latina Carnem Levare, es decir, quitar la carne, que hace referencia a la prohibición de comer carne durante los cuarenta días de la Cuaresma. El último día de Carnaval se celebraba un banquete desenfrenado y la carne precisamente era un símbolo de estos excesos, previo al periodo de ayunos y abstinencias de la Cuaresma, periodo de tiempo de purificación y penitencia que culmina en la Pascua.

El Carnaval se asociaba con un período de permisividad y de crítica social donde todo estaba permitido. Para el cristiano de la época medieval el Carnaval era la representación del paganismo. El pueblo se ocultaba bajo máscaras y disfraces, se celebraban desfiles, bailes y grandes banquetes, ardían las hogueras y se sacrificaban animales para atraer la fortuna. Era un período de permisividad, de crítica social en el que se ridiculizaba a los gobernantes, a los nobles, al clero e incluso a la moral religiosa.

carnaval 2018

Esta festividad pagana probablemente hunde sus raíces en las antiguas saturnales romanas y en las celebraciones en honor al dios Baco, tan relacionadas a su vez con la finalización de la siembra de invierno, la entrada del equinoccio de la primavera y la fertilidad.

La moda de las máscaras se difundió por toda Europa, sobre todo en la forma del baile de máscaras. En Paris en el SXVIII, el Carnaval se convirtió

en una sucesión de bailes de disfraces que daban diversión a miles de personas durante noches enteras. A estos bailes asistían miles de personas,

todas con máscaras y los más variopintos disfraces. Algunos hombres iban vestidos de mujeres y viceversa, el sacerdote podía bailar con la duquesa,con la camarera de la posada o con el reputado hombre de negocios, todo estaba permitido y quedaba bajo el anonimato de las máscaras que

llevaban.

Se bailaban las danzas de moda en la época como el minueto, sin barrera de edad, actualmente, de toda esta tradición pagana, el Carnaval ha quedado fuertemente arraigado al baile y la diversión.

Si te apetece pasar un buen rato no dudes en participar en nuestra masterclass de zumba disfrazad@!!

¡En Gym Retiro Sur, contigo disfrutamos bailando!