Ven a probarnos... ¡GRATIS!

Seguro que, como otros tantos millones de personas, tienes grandes planes para el 2018, como perder peso, ponerte en forma, comer mejor, descansar lo suficiente…Pero a menos que lo hayas planeado y preparado con cuidado, es poco probable que tengas éxito con estos objetivos del nuevo año, ya que probablemente estarías tratando de hacer una tarta sin harina, leche, huevos, azúcar y un horno que funcione. Te damos unos consejos para mantener las decisiones de año nuevo para ayudarte.

Para que las decisiones se lleven a cabo hay que prepararlas adecuadamente, teniendo los ingredientes correctos y en su sitio. Por lo tanto, ahora es el momento, si planeas comenzar una vida más saludable planifícalo desde ya y podrás alcanzar tus metas.

Consejos para mantener las decisiones de año nuevo y que sean una realidad

Ponte un buen objetivo

Si tu objetivo es mantenerte sano, hay que definirlo con mas precisión para identificar qué medidas tomar. ¿Quieres engordar? ¿adelgazar? ¿coger fuerza física? ¿dormir más? Es decir, hay que precisar y luego, una vez especificado, piensa en las acciones necesarias para llevarlo a cabo.

Además, es importante que este objetivo sea realista y progresivo. No podemos conseguir lo que queremos de un día para otro, planificamos objetivos intermedios para hacerlos alcanzables y estimulantes.

Crea el tiempo para cumplir tu objetivo

Es fundamental generar el tiempo para llevar a cabo el objetivo, hacer ejercicio o comer saludablemente o cualquiera que sea. Pregúntate: ¿cuándo puedo hacer esto? y márcalo en tu calendario. De nuevo, hay que ser realista.

Piensa y analízalo detenidamente. ¿Es viable que consigas ir todos los dias al gym a las 10 de la noche? ¿O que estes cocinando una hora al día todos los días de la semana? Probablemente no, se realista.

Busca un apoyo

Muchas veces el entorno social no ayuda suficientemente a cambiar hábitos que están muy establecidos. Los amigos que van a tomar una cerveza después del trabajo, la familia que quiere ir a un restaurante hindú, la tarta de cumpleaños de un compañero… son obstáculos que pueden interrumpir el propósito de comer saludablemente pero también es importante participar, simplemente contémplalo y haz que sea puntual.

En los gimnasios muchas veces hay grupos (por ejemplo de yoga, crossfit, boxeo o ciclismo) que pueden servirte de apoyo. O el grupo de correr o ir en bicicleta de tu barrio. Posiblemente estas personas estén persiguiendo un objetivo muy parecido al tuyo y así unos tiramos de los otros y viceversa.

Quizá tienes suerte y algún amigo o familiar quieren compartir tu objetivo, preguntarles, igual te sorprenden y quieren hacer lo mismo que tú. ¡Os podreis apoyar mutuamente!

Siéntete motivad@

Con los nuevos hábitos es muy importante la motivación. A algunas personas les funciona utilizar app, a otros, su grupo de amigos y pocos no necesitan mucho para motivarse… cada persona es un mundo.

Tómate tiempo para pensar cómo darte gusto, porque lo necesitarás en los momentos de flaqueza. Normalmente unas semanas después tenemos recaídas y un mes después seguro que dudas sobre si lo conseguirás, es así y a todos nos pasa, al día siguiente lo volvemos a intentar.

Hay veces que usar un entrenador personal que te diseñe un programa para ti, motiva. Otras veces, la música hace milagros acompañando en esas nuevas actividades. Si conseguimos disfrutar un poco viendo que somos capaces estaremos en el buen camino. Eso si, vamos a prepararnos para no tener escusas.

Ten un plan alternativo

¿Qué hacer si tu plan A no funciona? Hay veces que a la primera las cosas no salen, pero siempre podemos volverlo a intentar. Quizá es necesario un reajuste del plan.

Un error o una excepción no pueden convertirse excusa para abandonar. Piensa en reprogramar tus objetivos y sigue adelante, somos positivos.

Si en algún momento flaqueas, recuerda este artículo sobre consejos para mantener las decisiones de año nuevo y analiza tu situación, ¡seguro que tiene solución!